5 razones para instalar internet en tu furgoneta

Aceptémoslo: ¡no podemos vivir sin Internet! O, a ver, ¡sí que podemos!, pero no hay que negar que esta herramienta nos hace la vida muchísimo más sencilla. Si estás pensando en la posibilidad de instalar internet en la furgoneta, llegaste al lugar indicado.

Viajar con internet vs. viajar sin internet

La tecnología ha sido creada para facilitar todas las necesidades esenciales del ser humano… Y, entre esas, se incluye nuestro gran deseo de viajar, recorrer el mundo y compartir con personas queridas rumbo hacia nuevos destinos.

Aunque a veces nos surge la necesidad de alejarnos de cualquier tipo de conexión a medios digitales, no es secreto que contar con internet en momentos claves puede ser un instrumento ideal para revisar las rutas, los lugares de interés y mucho más.

Y, sí, sabemos lo que estás pensando: ¡claro que puedes aprovechar las conexiones de Wi-Fi en el camino!… En los bares, supermercados, campings, ayuntamientos, etc… Sin embargo, suelen ser muy lentas, poco seguras y, además, no controlas en qué momento podrás conectarte o no. En cambio, teniendo internet en la furgo, el control total es tuyo.

¿Vale la pena instalar internet en la furgoneta? Te damos 5 motivos

  1. Podrás tener al alcance de tu mano las mejores apps para garantizar un buen viaje. Con estas opciones podrás consultar las rutas ideales para llegar a donde deseas, el clima, dónde ducharte, dónde aparcar, horarios de apertura de los lugares que deseamos visitar, etc.
  2. Tendrás la opción de comunicarte con la gente que aprecias: seguramente en algunos momentos querrás compartir algunos de tus momentos con tu familia o amigos… Desearás contarles tu aventura o enviarles una foto de algún atardecer. Si tienes internet en la furgo, puedes hacerlo en el momento en que desees.
  3. Podrás publicar tu bitácora en tiempo real: puedes compartir parte de tu viaje con el mundo mientras lo vas viviendo. ¡Seguramente otros se emocionarán junto a ti!
  4. Si viajas al extranjero, evitarás problemas por el uso del roaming con tu operadora, pues luego de cierto uso la empresa podrá ponerse en contacto contigo para que aclares la situación o podría enviarte una factura sorpresa si has estado más tiempo fuera que en tu país.
  5. Estarás siempre conectado en caso de emergencia. Tener conexión constante a internet podría ayudar a solucionar situaciones inimaginables mientras aprendes en el proceso.

¿Cómo tener tu propia red wifi en tu furgoneta?

La respuesta depende del destino. Si estarás por Europa en un viaje corto, puedes usar la SIM de tu país. En caso contrario, puedes consultar en alguna tienda de telefonía local por tarjetas SIM de prepago que puedas usar durante tu estadía.

Si viajas fuera del continente y adquieres una nueva tarjeta, debes tomar en cuenta que te pedirán alguna dirección física, así que ve preparando alguna dirección de un amigo o conocido para apuntarlo cuando lo requieran.

Otra opción ideal para viajes largos es que compres un router que puedas usar instalado en tu furgoneta con una SIM… Así tendrás tu propia conexión inalámbrica sin forzar tu móvil. También puedes elegir un modelo de smartphone con doble SIM que te permita usar la tarjeta de tu país y elegir la de la nación destino para los datos de internet.

¿Listo para estar conectado dondequiera que vayas? ¡A rodar!